martes, 16 de diciembre de 2008

Cosas que aprendi en Ottawa (I)

Este sábado que no había mucha nieve en la calle pensé que seria buena idea ir en bici hasta casa de un amigo para ver allí el partido, "The Clasico" como decía el comentarista de la tele.

Me puse los pantalones de nieve sobre otros pantalones, dos polares, gorro, bufanda y guantes. Estaba listo y motivado para el viaje.

Llegue hasta la bici que estaba un poco metida en la nieve, la saque de allí y quite toda la nieve que pude y hice un rápido control de daños: varios radios rotos en la rueda de adelante y otros cuantos con síntomas de oxidación. La rueda de atrás no se mueve porque se ha quedado el freno puesto... No se cuanto se debe a la nieve y cuanto a los quitanieves pero el mal ya esta hecho.



(La bici en la nieve unos días antes)


Espero que para primavera haya sido capaz de arreglarla.

Me he dado una vuelta por el garaje del edificio y allí no hay ninguna bici aparcada así que me tocara subírmela a casa, a ver si venzo a la pereza y me la subo hoy o mañana. Debí haberlo hecho hace un mes.

Aun así quizás fue buena suerte que la bici estuviera estropeada, porque al terminar el partido ademas de ser de noche empezó a nevar un montón por lo que no hubiera sido el mejor método para volverse a casa.

Así que como conclusión: "Nunca dejes una bici en la calle si esta cubierta de nieve".

3 comentarios:

Manu dijo...

Te lo dijeeeee :p. Bueno, por lo menos es solo la bici y no tú, aunque tu tambien andas un poco oxidado :p. Cuídate!

Rage dijo...

eres un fenomeno... cn el tiempo y las palabras k habias invertido en esa bici!!lo mismo se la cargaron ls vandalos ottawenses, aunk creo k x alli esa palabra ni existe xDD
xa cd en canada manu?!?
jodidos kitanieves...

Marcos dijo...

Menos risas sobre mi bici, que la pobre esta sufriendo mucho xD